Prostitutas en torrevieja prostitutas en africa

prostitutas en torrevieja prostitutas en africa

Su contacto sirvió a los investigadores para llegar a uno de los pisos de las afueras de la ciudad alicantina regentados por Gloria. Las chicas trabajaban desde las 7 de la mañana hasta las nueve de la noche, siete días a la semana.

El cerebro y brazo ejecutor de todo el negocio era Gloria, de origen nigeriano, nacida en De hecho, los tiraba. Solo ella tenía tantas chicas como para poder permitírselo. Las obligaba a prostituirse cuando tenían la regla o estaban malas. Ir a ver a un médico no era nunca una opción. Las siete chicas liberadas gracias a la intervención policial han explicado cómo las sacaba desnudas al patio y las obligaba a beber agua con barro.

Esos amuletos se envían a menudo a Nigeria para que perdurase el ritual. En esto, Gloria contaba con un aliado espiritual: Cura, también nigeriano, mantenía viva la fe de las chicas y el contacto con las iglesias nigerianas no solo para Gloria, sino también para otras organizaciones criminales de la ciudad.

Es lo que acompaña la firma de un contrato de unos Un euro se corresponde con nairas, así que la cifra, a una chica de 16 años, le suena a poco. Y es que Gloria obraba siempre de manera calculada. En Benín City, ciudad precolonial en el Sur de Nigeria, empezaba la selección. Son ellos, o sus guías, quienes saben cómo colarles por la zona boscosa cerca de Oujda , en el lado marroquí de la frontera.

Durante año y medio, los agentes del instituto armado han realizado pesquisas que se han ido traduciendo en detenciones, algunas de ellas, muy recientes. Apps para tablet y smartphone Para tener una mejor experiencia interactiva. Club Un mundo de ventajas y descuentos.

Si ya eres suscriptor Inicia sesión. Acceso ilimitado Apps Contenido extra Newsletters exclusivas Club.

Acceso ilimitado Contenido extra Servicios exclusivos en las apps Newsletters exclusivas Club: Cae una red de prostitución de nigerianas que tenía su centro de distribución de mujeres en Bizkaia, donde hay 24 detenidos Otra víctima fue rescatada en Guadalajara. Entre las dos organizaciones se distribuían las zonas donde colocaban a las víctimas y pactaban los precios a cobrar con el fin de controlar todo el negocio y evitar a posibles competidores.

La organización estaba liderada por cinco mujeres y cada una de ellas controlaba a su propio grupo de víctimas en el ejercicio de la prostitución, compartiendo, incluso, a algunas de las mujeres explotadas. En el momento de las detenciones, una de ellas, que residía habitualmente en Reino Unido, se encontraba en Torrevieja viviendo en una caravana, con la finalidad de controlar a una de su víctimas, de tan solo 16 años, a la que habían convencido para que se fugase de su familia de adopción con la que vivía en Francia.

Los responsables de la red, dos mujeres y un hombre, estaban afincados en Ceuta , aunque sus víctimas eran explotadas principalmente en Torrevieja. La red utilizaba la influencia de un líder espiritual, pastor de una iglesia en esta localidad alicantina que, no sólo conocía la situación de explotación, sino que ocultaba en el interior de su iglesia la documentación de las víctimas y se lucraba con los beneficios.

Las mujeres explotadas se veían obligadas a pagar al pastor para ser perdonadas por ejercer la prostitución. Las víctimas eran obligadas a ejercer la prostitución todos los días de la semana, desde las siete de la tarde hasta primera hora del día siguiente, no pudiendo regresar al domicilio en el que vivían con los tratantes hasta que les dieran permiso.

Prostitutas en torrevieja prostitutas en africa -

Venía de España, de Torrevieja, donde había salido una noche a trabajar. Si ya eres suscriptor Inicia sesión. En España, una de las principales puerta de entrada era Bizkaia. En esto, Gloria contaba con un aliado espiritual: Son ellos, o sus guías, quienes saben cómo colarles por la zona boscosa cerca de Oujdaen el lado marroquí de la frontera. Cuando Gloria volvía al piso, una de las chicas corría a esconderse debajo de la cama. Otra víctima fue rescatada en Guadalajara.

Una vez en las viviendas, tampoco podían descansar, pues sus tratantes las obligaban a trabajar como cuidadoras de ancianos y a limpiar y a cocinar para ellos. Una de las proxenetas llegó a amenazar de muerte a una de las víctimas en presencia de los policías en el momento de la detención, si se atrevía a denunciarla.

También eran coaccionadas para no denunciar su situación a la Policía bajo amenazas de muerte. La trama tenía red de alojamientos en los que mantenían a las víctimas, se turnaban para supervisarlas y se informaban por teléfono de los servicios que prestaba cada víctima. Ambas organizaciones se prestaban dinero cuando era necesario para captar y traer a las mujeres y se ofrecían apoyo legal cuando alguien era detenido.

Otros ejercían como intermediarios entre las organizaciones y las víctimas, cuando éstas se negaban a pagar a sus tratantes. También contaban con especialistas en sacar de España los beneficios obtenidos de la explotación sexual de las víctimas y de hacerlo llegar a Nigeria.

Para ello utilizaban una tienda de productos africanos de Torrevieja, donde hacían entregas de dinero para que otros lo transportasen hasta Nigeria oculto entre sus pertenencias. Una segunda vía partía desde el Corredor del Henares, en Madrid, donde ocho personas recibían el dinero y lo ingresaban en determinadas cuentas bancarias, o lo custodiaban a la espera de su envío a Nigeria.

Una vez que el dinero llegaba a Nigeria, una parte del mismo era distribuida entre los responsables de la organización allí asentados y con la parte restante se financiaban nuevas operaciones de trata de seres humanos con fines de explotación sexual. También solían recriminarse una a la otra cuando las mujeres cobraban precios por debajo de los acordados o trabajaban chicas demasiado jóvenes o sin utilizar preservativos, lo que provocaba una competencia feroz que perjudicaba sus negocios.

La red de prostitución había generado un beneficio total de 1 millón de euros. De hecho, los tiraba. Solo ella tenía tantas chicas como para poder permitírselo. Las obligaba a prostituirse cuando tenían la regla o estaban malas. Ir a ver a un médico no era nunca una opción. Las siete chicas liberadas gracias a la intervención policial han explicado cómo las sacaba desnudas al patio y las obligaba a beber agua con barro.

Esos amuletos se envían a menudo a Nigeria para que perdurase el ritual. En esto, Gloria contaba con un aliado espiritual: Cura, también nigeriano, mantenía viva la fe de las chicas y el contacto con las iglesias nigerianas no solo para Gloria, sino también para otras organizaciones criminales de la ciudad.

Es lo que acompaña la firma de un contrato de unos Un euro se corresponde con nairas, así que la cifra, a una chica de 16 años, le suena a poco.

Y es que Gloria obraba siempre de manera calculada. En Benín City, ciudad precolonial en el Sur de Nigeria, empezaba la selección. Son ellos, o sus guías, quienes saben cómo colarles por la zona boscosa cerca de Oujda , en el lado marroquí de la frontera. El traslado se paga en dinero o directamente con el cuerpo de las chicas, cedidas a los guardias.

Las mayores de edad entraban en contacto con la red de Ebo Rabel. La Policía Nacional le atribuye decenas de embarcaciones que han cruzado los 14 kilómetros de océano desde Tirando del hilo de Gloria, los agentes le han detenido gracias a una inédita colaboración con Marruecos. En diciembre, la Interpol detuvo a una chica en Austria.

Venía de España, de Torrevieja, donde había salido una noche a trabajar. Tras enterarse de dónde estaba la estación de autobuses, se subió en uno rumbo a Italia. En Titania Compañía Editorial, S. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

Gloria fue detenida por la Policía Nacional. Autor Daniele Grasso Contacta al autor.

prostitutas en torrevieja prostitutas en africa

0 thoughts on “Prostitutas en torrevieja prostitutas en africa

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *